Únicamente el 1% del agua dulce es de fácil acceso y representa sólo el 0,025% del agua total del planeta. Cada día mueren alrededor de cuatro mil niños a raíz de enfermedades provocadas por la falta de agua potable.

Parte de la solución a este problema tan grave está en nuestras manos. Es necesario que evitemos el derroche de agua y tomemos conciencia de la huella hídrica de los productos que consumimos. De esta manera, estaremos contribuyendo cuidar nuestro recurso más preciado.

1. Cuando te bañas, toma duchas cortas. Una ducha de 5 minutos consume 30 litros de agua, mientras que, un baño de inmersión que consume 300 litros.

2. No dejes las canillas goteando. Una canilla que gotea desperdicia entre 100 y 500 litros de agua al mes.

3. Cierra la canilla cuando te cepillas los dientes. Ahorrarás entre 4 y 10 litros de agua cada vez

4. Cierra la canilla mientras te afeitas. Para limpiar la maquina de afeitar puedes usar un vaso con agua o ponerle el tapón al lavabo y llenarlo con una cantidad moderada de agua.

5. Utilizando cabezales de ducha de bajo consumo, canillas monocomando y reductores de caudal (aireadores) en los grifos ahorrás hasta un 50% del consumo de agua.

6. Reutiliza las toallas la mayor cantidad de veces posible. Cuando terminas de usarla, extiendela al aire libre y preferentemente al sol, para que se seque y evitar el olor a humedad. Ponla a lavar sólo cuando realmente sea necesario.

7. Reduce el agua desechada por el inodoro. En una obra nueva instala inodoros con mecanismos de doble descarga (3 y 6 lts.). Si no tienes doble descarga, un truco casero es colocar una botella de plástico llena de agua dentro del depósito del inodoro. De esta forma ahorras el equivalente a la capacidad de la botella cada vez que se presiona el botón del inodoro, generando un ahorro de más de 1.000 lts. al año.

8. No uses el inodoro como basurero, coloca una papelera en el baño. Ahorrarás de seis a doce litros cada vez.

9. En obra nueva, coloca cañerías eficientes del tipo termofusión. Evita la perdida de agua y calor.

10. Un sistema de recupero de aguas grises permite captar el agua utilizada en bañaderas y lavados, pudiendo recuperar hasta un 50% del consumo diario de agua. Luego puedes reutilizar la misma para riego del jardín, limpieza, mochila de los inodoros y cualquier otro uso que no requiera de agua potable.