El paso del nuevo coronavirus ha dejado detrás un gran caos en varios países. Sin embargo, su propagación ha contribuido al cuidado del medio ambiente y gran disminución de la contaminación.

En China, país donde se originó la pandemia, la industria esta paralizada y la disminución de vuelos y actividad vehicular en el país ha hecho que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan de manera considerable provocando un cielo celeste y libre de smog que nunca se había visto.

En Venecia, ha ocurrido algo similar ya que el agua de los canales se está aclarando por la falta de turistas y tráfico de barcos. Los canales se ven muy bonitos y se logra ver transparente en algunos lugares. Los residentes aseguran que hasta pueden ver los peces nadar por el agua transparente.

El Alcalde de Venecia asegura que el agua se ve más clara por la disminución del tráfico de botes los cuales ya no mueven el sediento que se va  ala superficie. También asegura que la calidad del aire ha mejorado muchísimo.