Luciano tiene 11 años y vive en el humilde asentamiento de Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza. Por la cuarentena total sigue estudiando desde casa. Sin conexión a Internet ni computadora, sin cartulinas ni acuarelas, sorprendió a la profesora con su obra.

La consigna de la maestra de artes plásticas fue amplia: “Hacer una obra con lo que tengas en tu casa”. La recibieron los 35 alumnos de sexto año de la Escuela General Espejo, en la localidad de Luján de Cuyo, en Mendoza.

En el asentamiento precario de Agrelo, las tareas en plena cuarentena llegan por mensajes de Whatsapp ya que no hay conexión a internet para poder seguir la educación a través del aula virtual. “Los primeros días la comunicación con los padres se complicó porque no todos cuentan con datos en sus teléfonos, así que hubo que tener paciencia y ponerse creativos”, detalló a Infobae, Claudia Arabena, la maestra de artes plásticas encargada de dirigir las clases.