En el momento en que supo que no solo su propia vida estaba a punto de terminar, sino la de su hija … una vida que ayudó a crear.

¿Te imaginas cómo se sintió como padre sabiendo que no podía protegerla?

¿Puedes imaginarlo abrazándola, consolándola, diciéndole que la amaba cuando el helicóptero cayó?

Como padre, puedo decirte que el mayor temor de Kobe Bryant se hizo realidad hoy.

Y no era el miedo por su propia vida, sino por la de su hermosa hija.

Porque como padre, tu vida no significa nada en comparación con la vida de tus hijos.

Vivimos para nuestros hijos. Respiramos por nuestros hijos. Son nuestra razón de ser.

También moriríamos por ellos, sin dudarlo. Sin lugar a dudas, sin previo aviso, daríamos nuestras propias vidas para asegurar las de ellos.

Solo pensar en su lucha interna en esos últimos momentos rompe mi corazón en pedazos. Sabía que la joven vida de su hija estaba terminando. Sabía que estaba dejando a otros 3 preciosos niños atrás.

¡Oh, cómo debe haberle dolido el corazón!

¿Te imaginas la agonía que se desarrolló en su mente? La peor pesadilla de todos los padres le sucede en tiempo real.

Él estaba allí cuando su dulce niña tomó su primer aliento, y estaba allí con ella cuando ella tomó el último. Y ese es el único consuelo que puedo encontrar en esto … que él estaba allí.

En sus últimos momentos, su papá estaba allí para recordarle su amor eterno. Y con todo en mí, espero que la niña sintiera cada gramo de amor que su papá tenía por ella.

Espero que la haya abrumado y la haya llevado directamente al paraíso. Porque sé que eso es todo lo que su papá también quería.

Descansa en paz Kobe #BlackMamba y Gigi #BabyMamba.
Nuestros corazones te lloran ❤

Abrace a sus hijos más fuerte esta noche, mamás y papás. El mañana nunca es prometido.

Jade North –