El conmovedor hecho se registró en las calles de Junín del distrito de Guadalupe en Pacasmayo, Perú. El menor de 6 años salió de su casa con el fin de pedirle a Dios que termine con la emergencia que ha supuesto el coronavirus en el mundo.

Su petición es simple, quiere volver a abrazar a sus abuelos. Al rededor de las 8:00 p.m. del país el pequeño salió para arrodillarse a mitad de la calle.

Según comenta el menor, tuvo que salir de su casa ya que había demasiado ruido dentro y estaba en busca de un sitio tranquilo para poder charlar con Dios.

Este hecho captó la atención de sus vecinos quienes tomaron la fotografía del pequeño y la cuales compartieron en redes sociales que rápidamente se volvió viral. Los usuarios llaman a la unión en oración junto con el pequeño ya que la imagen los ha llenado esperanza.

La imagen del pequeño le está dando la vuelta al mundo y llenando de fe y esperanza a todos, compártela.