Los LeBaron son una familia que forma parte de una comunidad mormona y que radica en la región norte del estado de ChihuahuaMéxico, conocida por la producción agrícola.

Le Barón fue fundada como comunidad por un grupo encabezadas por Alma Dayer LeBaron, Sr. alrededor de 1924 y con miembros de su numerosa familia, LeBaron era miembro de una rama fundamentalista de los mormones que se había separado de dicha organización al negarse a abandonar la poligamia, en consecuencia a ello se dio su emigración a México, dos de los hijos de Alma LeBaron Sr, Joel LeBaron y Ervil LeBaron fundaron en 1955 la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, cuya principal sede se estableció en Colonia Le Barón; pronto la iglesia se escindió entre los dos hermanos y Ervil LeBaron ordenó el asesinato de su hermano Joel, por lo que fue convicto tanto en México como en Estados Unidos, así como otros miembros de dicha iglesia y otras que surgieron de ella; en la actualidad subsisten comunidades de este tipo en la colonia, que son comunemente denominadas como Lebarones.​

En 2009, la comunidad e Le Barón ha recibido atención nacional en México debido a una serie de hechos que ocurrieron en torno a sus pobladores en el contexto de los graves problemas de inseguridad y combate al crimen organizado de la Guerra contra el narcotráfico en México y que tienen lugar especialmente en la región noroeste del estado de Chihuahua; el 2 de mayo fue secuestrado Erick Le Barón, de 17 años, miembro de la familia que le dio nombre al poblado y por su liberación se exigió la cantidad de US$ 1,000,000.00, ante el hecho, la comunidad completa anunció públicamente su decisión de no pagar el rescate exigido y por el contrario buscar la liberación del joven, que finalmente fue liberado por sus captores el 10 de mayo sin haberse realizado pago alguno. Durante todo este evento, la comunidad se manifestó públicamente, tanto en la capital del estado, Chihuahua, como en medios nacionales e internacionales contra la creciente inseguridad vivida en la región, manteniendo su recurso de negarse a entregar posibles rescates a plagiarios.

El 6 de julio de 2009 fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín Le Barón —hermano de Erick, el anterior plagiado — y Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, por desconocidos que dejaron una manta frente a sus domicilios donde especifican que el asesinato era una represalía por su activismo en contra de la inseguridad.

Fue en 2009 cuando el apellido LeBarón se hizo popular en los medios, ante la movilización de algunos de sus integrantes que sugerían la creación de una policía civil para hacer frente a los graves problemas de inseguridad en la región.

El 2 de mayo de ese año, un grupo delictivo secuestró a Erick LeBarón, de 17 años de edad, por quien exigían un millón de dólares por su liberación. La comunidad se movilizó y logró que el menor fuera liberado el 10 de mayo, sin haber hecho ningún pago.

Sin embargo, el 6 de julio de ese mismo año fueron privados de su libertad y posteriormente asesinados Benjamín LeBarón, hermano de Erick, y Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad.

En aquella ocasión, los agresores dejaron una manta frente a sus domicilios, en donde señalaban que el asesinato era en represalia por su activismo en contra de la inseguridad en el estado.

En 2018, la familia LeBarón tuvo fuertes confrontaciones con el gremio ejidatario que protestó por la escasez de agua y acusó a la “Comunidad LeBarón” de acaparar el líquido para el riego y cuidado de sus plantas.

Tras el ataque en el que nueve integrantes de la familia fueron asesinados, Julián LeBarón explicó que su familia lleva muchos años asentada en el municipio de Bavispe, Sonora, y que de manera frecuente se desplazaban entre La Mora (Sonora) y Galeana, en Chihuahua.

Les compartimos un documental que se publico en 2012 por el medio VICE