La batalla de Ciudad Juárez inicio el 8 de mayo de 1911, las fuerzas revolucionarias comandadas por Pascual Orozco y Francisco Villa rompieron la tregua establecida por Francisco Madero y los enviados de Porfirio Díaz a Ciudad Juárez.


El 10 de mayo los revolucionarios tomaron la plaza, el general Juan Josè Navarro entregò su espada al general Felix Terrazas como gesto de rendiciòn, posteriormente, se firmó un documento donde los derrotados se comprometian a no abandonar la ciudad sin ordenes previas de Francisco Madero.

En abril de 1911, Francisco Madero y sus fuerzas rebeldes discutían conversaciones de paz con enviados del régimen de Porfirio Díaz en México.

“Los suscritos, jefes y oficiales de la guarnición de esta plaza, declaramos que habiendo rendido nuestras armas sin condiciòn ninguna al jefe de las fuerzas revolucionarias C. Francisco I. Madero, presidente provisional de la República, libre y espontáneamente nos comprometernos y empeñamos nuestra palabra de honor, a reconocer como domicilio nuestro, mientras dure esta lucha, esta ciudad de Juárez, cabecera del Distrito de Bravo, del Estado de Chihuahua, de la cual no saldremos sin orden del jefe de la plaza y nos presentaremos al mismo cada vez que seamos requeridos para ello.


Y para constancia firmamos el presente documento en la ciudad de Juàrez a los diez días del mes de mayo de mil novecientos once”.

Juan J. Navarro.