Venustiano Carranza, el primer jefe de la Revolución, envió un mensaje de despedida a su hermano Jesús y a sus sobrinos Abelardo Carranza, hijo de oJesús y Alberto Peraldi, quienes habìan sido capturados en Ixtepec, Oaxaca, en diciembre de 1914, por las fuerzas del traidor Alfonso Santibàñez. Previamente, Santibàñez, habia ordenado fusilar a los hombres del Estado Mayor de Jesus Carranza.

“Me despido de ti y de las personas que están presas junto contigo, deseando que salgan con felicidad del trance en que se encuentran. Tu hermano Venustiano Carranza”.

Alfonso Santibàñez esperaba un rescate de 500 mil pesos y 500 mil cartuchos, por parte de Venustiano Carranza, por la vida de sus familiares, el rescate nunca llegò, el primer jefe no hacìa tratos con traidores.

Antes de abandonar el hotel donde estuvo prisionero, Jesús Carranza grabò un mensaje en una placa de màrmol.

“Florecita, mi muerte te honrará. Adios, sabre morir con valor. Jesús Carranza, diciembre 31 de 1914”.

Los tres hombres murieron fusilados en Santa María Tepantlali, Oaxaca, el 11 de enero de 1915.

Imagen: Jesús Carranza y su estado mayor en Monterrey, 20 de junio de 1914.

Jorge Cabrera Vargas