10 datos sobre la vida de este personaje de la historia de México.

Su nombre real era José Doroteo Arango Arámbula y durante la revolución fue conocido como: «Centauro del Norte».

Fugitivo de la ley por asesinar a un hombre que violó a su hermana mayor en el año de 1894.


No se sabe a ciencia cierta cuántas esposas tuvo, sin embargo, se dice que se casó legalmente unas setenta y cinco veces.

Consideraba que el alcohol era el causante de todas las desgracias por lo que no consumía bebidas embriagantes y sus tropas tenían prohibido ingerir alcohol.

Villa nunca asistió a la escuela, se dice que aprendió a leer estando en la cárcel. Y cuando fue gobernador de Chihuahua, aseguran que mando a construir 50 escuelas en tan solo un mes.

Para evitar que lo atraparan Villa cambiaba frecuentemente de residencia, su caballo siempre estaba ensillado, dormía en un sitio y amanecía en otro y se cuenta que sus caballos llevaban las herraduras al revés para despistar a sus enemigos.

Hizo un contrato con Hollywood, para filmar sus batallas e incluso sus tropas recibieron uniformes nuevos para rodar algunas escenas con una mejor imagen.

La invasión de Pancho Villa a Nuevo México fue la única invasión que tuvieron los Estados Unidos en su territorio desde la Guerra anglo-estadounidense de 1812.

Pancho Villa fue emboscado y asesinado la tarde del 20 de julio de 1923, cuando se dirigía a una fiesta familiar en Parral, Chihuahua en un vehículo manejado por el mismo que recibió 150 tiros de los cuales 13 impactaron en el cuerpo de Villa.

No se duda de que intervinieron elementos estadounidenses en la eliminación de Villa presuntamente contratados por Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón.

En 1976 al exhumar sus restos para depositarlos en el Monumento a la Revolución, su cráneo no fue encontrado.

Se dice que un estadounidense profano su tumba en 1926. Hasta la fecha no se sabe el paradero de la cabeza de Francisco Villa.