La empresa productiva del estado, Pemex se ubica en la novena posición de las empresas más contaminantes del mundo, de acuerdo con una investigación internacional.

La crisis ecológica que padece el mundo es responsabilidad del sistema capitalista y las relaciones de poder impulsadas por un interés centrado en las ganancias, a la vez que la economía ya no sirve a los seres humanos, sostuvo la doctora Aleida Azamar Alonso, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Informó que 100 grandes empresas generan 71% de la contaminación global, aunque el daño no se desarrolló en pocos años ni de manera insólita, sino en un proceso de largo aliento que, según el investigador Will Steffen, inició a partir de la segunda mitad del siglo pasado con el despegue vertiginoso de 12 indicadores socioeconómicos, destacando el uso y el consumo de ciertos recursos para la industria que se han reflejado en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB): la temperatura atmosférica y marítima; la acidificación de los océanos; la deforestación y el aumento del metano.

Además de cambiar hábitos personales de consumo es urgente que se modifiquen los modelos productivos, en virtud de que la relación sociedad-naturaleza nunca había sido tan drástica; también es necesario distinguir a las personas de los grandes actores industriales con responsabilidad directa en el agravamiento ecológico.

En el siglo XX, la población internacional utilizó diez veces la energía empleada durante el milenio anterior, en gran parte por la explotación acelerada de los recursos, lo que equivale a la mitad de los combustibles fósiles existentes en el planeta.

Hace 200 años la mayoría de los alimentos provenía de la luz solar y ahora 6 de cada 7 calorías que utilizan los humanos provienen de fuentes fósiles y sólo una de la fotosíntesis.

Petroleras, las más contaminantes

A inicios del 2020, The Guardian, en Inglaterra, patrocino la investigación “Las 20 empresas detrás de un tercio de todas las emisiones de carbono”, trabajo que documento que entre las 20 corporaciones más contaminantes del planeta, se ubica Pemex.

En dicho listado, en noveno lugar, se ubica Petróleos Mexicanos (Pemex).

La número uno, es Saudi Aramco, la petrolera más grande del mundo, propiedad de Arabia Saudita.

La lista la complementan: Chevron, Gazprom, ExxonMobil, National Iranian Oil, British Petroleum, Roayl Dutch Shell, Coal India, Petroleos Mexicanos (Pemex), Petroleos de Venezuela, PetroChina, peabody Energy, ConocoPhillips, Abu Dhabi National Oil, Kuwait Petroleum, Iraq National Oil, Total, Sonatrach, BHP Billiton y Petrobras.

La investigadora declaró que desde que se formó la Tierra –hace cuatro mil 600 millones de años– han ocurrido extinciones de flora y fauna, pero nunca había existido un ser vivo –el humano- que pudiera influir tanto en la ocurrencia de estos desastres.

A principios del siglo pasado “éramos mil 650 millones de habitantes y ahora siete mil 400 millones que demandamos más servicios y bienes.”

En esa centuria hubo 138 conflictos bélicos, más de 40% de ellos por el control de los recursos planetarios. Más de la mitad de la población global vive en las ciudades, lo que causa hacinamiento y problemas sociales; las manufacturas se multiplicaron en más de 50 veces y el uso de energía y agua en 20 y diez, respectivamente.

En lo que va de este siglo suman siete enfermedades pandémicas, entre ellas el COVID-19, pero “seguimos asumiendo que el problema ecológico no lo tenemos que resolver ahora”.

Por Miguel Tierrafria.