El índice de madres solteras ha aumentado considerablemente, ya que de 74 mil nacimientos registrados el último año, alrededor de 24 mil son de madres solteras, es decir, casi uno de cada tres nacimientos, de acuerdo a datos del INEGI, la Secretaría de Salud y el Registro Civil del Estado.

Aunque existen madres solteras que lo son por decisión propia, en la mayoría de los casos las mujeres optan por la soltería ante el incumplimiento del cónyuge para sostenerlas, obligándolas a salir a buscar empleo.

También en muchos casos, las mujeres deben dejar sus estudios, limitando sus opciones para encontrar un trabajo con mejores percepciones salariales.

Dependiendo de su condición social, enfrentan diferentes retos de las que tienen hijos en compañía de una pareja.

Muchas mujeres se apoyan de sus mismos familiares, ya sea padres o hermanos. Sin embargo, en menor cantidad se emplean abriendo un negocio, ante la imposibilidad de mantener a su hijos con los empleos mal remunerados como los de las maquiladoras.

Los principales factores son la ausencia de corresponsabilidad entre las parejas, la falta de conocimiento acerca de la planificación familiar y los nacimientos que ocurren cuando la pareja se encuentra en unión libre.