CORONEL JUAN DE DIOS BÁTIZ.


Juan de Dios Bátiz conoció a su amigo y compañero de armas Rafael Buelna en 1907, cuando eran compañeros de escuela en el Colegio Rosales de Culiacán, Sinaloa.
Al año siguiente abandono el colegio para inscribirse en el Colegio Militar de la ciudad de México.

Rafael Buelna fue expulsado del Colegio Rosales en 1909, debido a las abiertas manifestaciones que realizaba en contra del gobernador Redo. De inmediato se dirigió a la ciudad de México donde fue huésped de Bátiz. Juntos asistieron a las fiestas del Centenario organizadas por Porfirio Díaz.


En 1911, el teniente Bátiz recibió permiso por parte del coronel Felipe Ángeles para acudir al llamado de Madero a combatir la rebelión de Pascual Orozco.

En 1913 con el grado de capitán participo en combates en los Estados de Chihuahua y Durango. Fue herido y hecho prisionero por los rebeldes, posteriormente fue rescatado por el general Wilfredo Massieu.


Con el grado de coronel de artillería se incorporo a las fuerzas del general Buelna en 1914, como jefe del estado mayor. Con el rompimiento entre Carranza y Villa durante la Convención de Aguascalientes, Bátiz y Buelna pelearon al lado de Francisco Villa hasta que se exiliaron a mediados de 1915, en Estados Unidos.