Podría contener secretos ocultos, incluida nueva vida microbiana.

Los agujeros azules son cuevas o sumideros submarinos, similares a las cuevas que hay en la tierra, pero con paredes verticales que se forman en bancos o islas con suelos de coral o caliza.

Sus aguas se caracterizan por tener poco oxígeno a determinada profundidad, por lo que es poca la vida que puede encontrarse en el fondo de estos misteriosos sumideros.

La excepción son las bacterias, que se han vuelto objeto de interés científico por su capacidad para sobrevivir sin oxígeno.

Aún así, a otros niveles de menos profundidad se han hallado en ellos diversas comunidades biológicas llenas de vida marina, incluidos corales, esponjas, moluscos, tortugas marinas, tiburones y más. #golfodemexico

📷 Laboratorio Marino de Mote