Chihuahua.- Con la develación del friso con el lema estampado “Por la superación académica”, autoridades universitarias y miembros del personal académico de la Universidad Autónoma de Chihuahua, celebraron el 45 aniversario de la fundación de SPAUACH.

Este organismo que fue creado en año en marzo 1977 para representar a su personal docente, ha luchado para que sus agremiados gocen junto con su familia de los beneficios que dan tranquilidad y certeza en sus labores académicas que a diario desarrollan dentro de la institución educativa.

La develación del friso cuya autoría fue de la artista chihuahuense, Annia Sosa, y que hoy engalana a las instalaciones del SPAUACH, es una obra que plasma la educación a través de los siglos en México e involucra a las diferentes culturas tales como la maya, mexicana, paquimé, azteca, española y mestiza.

Al hablar un poco sobre el significado del friso, se puede resaltar que Quetzalcóatl “La serpiente de plumas preciosas” es el punto focal de la obra, al ser uno de los dioses más representativos de las raíces prehispánicas, simboliza la sabiduría.

La serpiente, sostiene los logotipos de la universidad y del sindicato, con la ilusión de estar en movimiento, lo que representa que el conocimiento siempre está en constante evolución.

El dios sobre vuela protegiendo las quince unidades académicas, el acomodo fue elegido al azar para que no se sintiera favoritismo por ninguna facultad, al momento de plasmarlas, así como los directivos del sindicato, están brindando un reconocimiento a todos los que trabajan, estudian y a los egresados de esta gran institución.

En la conjunción de esfuerzos para este trabajo se planteó el reto de una línea del tiempo que habla sobre la historia de la educación en México, los personajes están ordenados cronológicamente: la cola de la serpiente señala el inicio, se enmarca al México prehispánico con el último tlatoani Cuauhtémoc “Águila que desciende” el personaje fue inspirado en las obras de Jesús de la Helguera, enseguida se representó a Francisco Cervantes de Salazar el primer rector y catedrático de la Real y Pontificia Universidad de México, que fue la primera universidad en América en 1551.

En el fondo se ve el edificio del Instituto Científico y Literario que se fundó en 1835 para recordar la fundación de la UACH.

El último personaje es en honor a Francisca Beltrán del Rio la primera mujer en estudiar en el Instituto Científico y Literario en 1892, egresada con promedio de 10, en memoria de cada estudiante y la inclusión de la mujer dentro de la universidad, reiterando que todos tienen el derecho a la educación laica, gratuita y equidad educativa.

En la esquina superior izquierda se plasmaron piezas con motivos inspirados en la cerámica hecha en Mata Ortiz y las antiguas vasijas encontradas en Paquimé, a la derecha de la pieza se observa el número 45 maya seguido por las letras “ANIVERSARIO”.

Esta pieza, fue elegida para refrendar que la Universidad Autónoma de Chihuahua, es la casa de todos, donde no importa género, orientación sexual o raza, y garantizar el acceso a una educación digna y de calidad.