EL COMPADRE DE VICTORIANO HUERTA: EL EMINENTE DOCTOR AURELIANO URRUTIA.

La vida del doctor Urrutia se tiene que dividir en dos partes: la primera como el compadre de Victoriano Huerta, la segunda como un gran médico cirujano, conocido a nivel mundial.
Aureliano Urrutia nació el 6 de junio de 1872, en Xochimilco, D. F., estudio en la Escuela Nacional de Medicina, se tituló como el mejor alumno de su generación en 1890, recibió su título de médico cirujano en 1895. Aureliano Urrutia se dio de alta en el ejército federal al mando del coronel Victoriano Huerta. Con el tiempo Urrutia y Huerta se hicieron compadres, Huerta le prometió a su compadre que algún día, cuando fuera presidente de la República, lo nombraría ministro de Gobernación. Años después, Huerta cumplió su promesa, cargo del que fue titular del 13 de junio al 14 de septiembre de 1913.
Ya licenciado del ejército, Urrutia, consiguió una plaza para dar clases en la Escuela Nacional de Medicina, ganando un concurso donde demostró su destreza como cirujano. Su primer consultorio lo estableció en la calle de San Felipe Neri, donde rápidamente se hizo de clientes. Una tarde recogió a una persona tirada en la calle, era su compadre Huerta, a quien salvo la vida dándole respiración de boca a boca. La Fama de Urrutia se incrementó cuando fue llamado para atender al torero Rodolfo Gaona, quien recibió una cornada en Puebla el 13 de diciembre de 1908.
Un alemán de apellido Henkel, con residencia en Toluca, recibió un balazo que se quedó alojado en la cabeza y le provocaba ataques epilépticos. Los médicos en Berlín y de otros países europeos, estaban de acuerdo en que el caso de Henkel era inoperable. De regreso en México, Porfirio Díaz recomendó a la familia del alemán con el doctor Urrutia. El cirujano estudio el caso, ubico el lugar donde se encontraba localizado el proyectil, llevo a cabo la operación que fue todo un éxito. En mayo de 1914, Urrutia, tratando de salir del país, fue capturado por los estadounidenses en Veracruz y enviado a Estados Unidos donde se estableció en San Antonio, Texas.
En el sanatorio Santa Rosa de San Antonio, Urrutia recibió a un paciente que sufría de demencia debido a una bala alojada en la columna vertebral. El diagnostico arrojo que se necesitaban dos operaciones, la primera fue una trepanación en el cráneo, al poco rato el paciente reacciono favorablemente, posteriormente, Urrutia, extrajo el proyectil de la columna. En 1917, opero a unas gemelas siamesas unidas por el estómago, el estudio del caso arrojo que una de las siamesas tenia exceso de sangre en la orina, su muerte era inminente. La otra gemela, de cinco años, permaneció un par de semanas en el hospital hasta que sano la herida. Esta operación formó parte de los anales de la cirugía del mundo entero. Con el transcurso de los años el doctor Urrutia realizo múltiples operaciones en su sanatorio, incluyendo a una infinidad de mexicanos atendidos gratuitamente.
Aureliano Urrutia quiso volver a México en varias ocasiones, el asesinato de Serapio Rendón, del que culpaban al médico, lo persiguió como una sombra toda la vida, la familia Rendón siempre se encargó de recordárselo. Finalmente Aureliano Urrutia murió en 1975, nunca olvido sus raíces indígenas de su natal Xochimilco, de lo que se enorgulleció toda su vida.

Fuente: Aureliano Urrutia ¿el asesino de una república castrense? Mario Ramírez Rancaño. UNAM.