EL DESACUERDO ENTRÉ VILLA Y CARRANZA.

El 13 de junio de 1914, una conferencia telegráfica entre Francisco Villa y Venustiano Carranza había terminado con la renuncia de Villa del mando de la División del Norte.


Dos días antes, el 11 de junio, Carranza había ordenado a Villa enviar 3 mil hombres para reforzar a Pánfilo Nateras en Zacatecas. La propuesta de Villa era ir personalmente con toda la División del Norte a tomar Zacatecas.


Carranza tenía el temor de que los villistas avanzarían a la vanguardia, directamente a la ciudad de México, después de tomar Zacatecas restándole méritos.


La renuncia de Villa fue aceptada inmediatamente por la primera jefatura, Carranza pidió que entre los generales presentes se eligiera a un nuevo jefe en sustitución de Villa.


Los generales reunidos enviaron un nuevo telegrama a Carranza, firmado por todos, pidiéndole que reconsiderara su decisión.
Maclovio Herrera envió un telegrama por cuenta propia desde Ciudad Juárez a Carranza, donde le recordaba a Carranza su procedencia:

“Señor Carranza es usted un hijo de la chingada.”

Carranza esperaba esa oportunidad para deshacerse de la jefatura de Villa al frente de la División del Norte, ya no pensaba devolverle el mandó de nuevo, sin embargo, los generales de brigadas acordaron no obedecer a Carranza y avanzaron hacia Zacatecas bajo las órdenes de Francisco Villa.