EL HOMBRE QUE MOVIÓ UN EDIFICIO.


En 1947 el Gobierno de Guadalajara decidió demoler varios edificios del centro histórico para unir la avenida Juárez con la avenida Vallarta. Todos los edificios se demolieron sin complicación alguna, menos el edificio de teléfonos.

Un amparo logró conservar el edificio en su lugar, convirtiéndose en una molestia para la obra y entorpeciendo la circulación de los automóviles.


Al pasó de los años se hacía cada vez más necesario derruir el edificio. En ese momento intervino el ingeniero Jorge Matute Remus, considerando que sería más fácil mover el edificio que construir uno nuevo.


“La gran hazaña se realizó del 24 al 28 de octubre de 1950, cuándo el edificio de teléfonos de México con un peso de 1700 toneladas fue desplazado por 12 metros, mediante gatos mecánicos tipo ferrocarril que lo movieron mientras el personal se encontraba laborando dentro de las instalaciones sin interrumpir el servicio”.

Para evitar que los empleados se inquietaran por el temor de que el edificio se derrumbara sobre ellos al estar reubicandolo, el propio Lemus le pidió a su esposa e hijo que permanecieran en el interior de las instalaciones de teléfonos para darle confianza al personal.


Habiendo logrado realizar semejante hazaña el ingeniero Jorge Matute Remus fue reconocido como uno de los personajes más emblemáticos del siglo XX en Guadalajara.

La foto fue tomada en Guadalajara.

Jorge Cabrera Vargas