La familia Schwartz de El Paso, Texas (dueños de la tienda Popular) patrocinaron la revolucion con dinero y armas.

Ellos como muchos judios de la ciudad de El Paso Texas, frontera con Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se inicia la revolución mexicana con Francisco I. Madero, se beneficiaron de la revolución de muchas maneras.

Hoy en dia los descendientes de los Schwartz y los Ravel, Sam Ravel fue un judio a quién Francisco Villa buscaba en Columbus, Nuevo México durante la invasion en marzo de 1916, debido a que este le vendió armamento defectuoso, niegan que sus familias se dedicaban a la venta de armas.

Dicen según ellos que los mexicanos hemos creado falsedades que va en contra del legado de sus familias, llamándoles “Fake News” como se dice ahora en la actualidad en los EE.UU.

Existe un movimiento importante de parte de los descendientes de estos personajes en omitir esta parte de la historia.

Sin embargo hay que recalcar que la Revolución Mexicana fue para los EE.UU. lo que Iraq y Afghanistan fue para este gobierno, en ese entonces el del Presidente Woodrow Wilson. Manipulacion y beneficio absoluto.

Como mexicanos conocemos la verdad. Hay que continuar enriqueciendo nuestra historia sin lugar a dudas sin mentiras.