A lo largo de la historia se han conocido animales que se han podido comunicar e incluso han dejado mensajes dirigidos a la humanidad.

Uno de los casos más conocidos es la gorila Koko, que llegó a ser portada de la revista National Geographic en 2 ocasiones.


Nació en 1971 en el zoológico de San Francisco en Estados Unidos y fue separada de su madre con apenas un año de edad.


A partir de ese momento la psicóloga Francine Patterson se hizo cargo de ella, le enseño el lenguaje de signos que utilizan las personas que son mudas o sordomudas y en tan solo 2 años Koko ya sabía 80 palabras y con el tiempo llego a aprender más de 1000.


Ademas entendía el inglés hablado.


Incluso podía ser empatico con los humanos, un claro ejemplo es que cuando murio lamentablemente su gran amigo Robin Williams, ella se puso muy triste.


Koko llegó a ser famosa por sus mensajes hacia la humanidad, en uno de ellos manifestó la preocupación por su especie:

“Koko triste, mueren mis hermanos”
Y en el año 2015, le preguntaron que opinaba sobre el cambio climático y dijo:

“Soy un gorila…soy flores…soy animales…soy naturaleza, Koko ama al hombre, Koko ama a la tierra, pero el hombre es estúpido, Koko llora”.
La inteligencia de este animal era tal, que se realizó un examen y obtuvo un 85%, siendo el 100% de tener un coeficiente intelectual de un humano promedio.

Koko dejó este mundo luego de sus 46 años, pero su recuerdo quedara para siempre.

Tomado de Imágenes Históricas.