Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrotecnologicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua, trabajan en el proyecto “Aislamiento e identificación de microorganismos nativos para promover el crecimiento en hortalizas”.

Esta investigación va encaminada a la búsqueda de microorganismos nativos como hongos o bacterias, que ayuden a promover el crecimiento de cultivos, microorganismos que tengan la capacidad de asociarse a las raíces de las plantas en una interacción simbiótica; permitiendo mejorar su ciclo de vida, mejorar su resistencia a enfermedades y que esos microorganismos puedan permanecer por más tiempo en el suelo.

Los microorganismos son muy importantes para la agricultura, principalmente por su efecto perjudicial a los cultivos, ya que una gran cantidad provocan enfermedades y con ello pérdida de la producción.

Sin embargo, existen otros que pueden ser benéficos para la agricultura, ayudando a los cultivos a desarrollarse más rápido, protegerlos de enfermedades causadas por bacterias, hongos o nematodos o protegerlos de plagas como los insectos.

A pesar de poseer estos beneficios, en la actualidad no está muy difundido el uso de microorganismos en la agricultura, ya que el productor prefiere los químicos que tienen una acción más rápida en comparación con los microorganismos cuyo efecto es más lento.

“Los microorganismos como seres vivos necesitan establecerse en el cultivo o en el suelo para poder tener un buen efecto a diferencia de un producto químico, sin embargo una bacteria u hongo ofrece beneficios como no contaminar el medio ambiente a diferencia de los químicos”, afirmó el docente de FACIATEC.

Además los químicos pueden provocar resistencia en los patógenos o plagas y eso evita que se puedan controlar de manera eficiente.

Actualmente, parte de la investigación que se realiza en la Facultad de Ciencias Agrotecnologicas de la UACH, se centra en la región agrícola de Delicias, donde se busca con ayuda de los productores locales, evaluar microorganismos nativos en el cultivo de chile para mejorar su crecimiento y producción, además se espera que puedan también proteger al cultivo enfermedades o el ataque de organismo perjudiciales.