La oveja de mar es una babosa marina muy simpática que cuenta con unos ojos y antenas muy parecidas a las de los dibujos animados lo que hace llamar la atención, pero es uno de los pocos animales del mundo que puede hacer la fotosíntesis, ya que cuando comen algas, absorben los cloroplastos y los incorporan en sus propios cuerpos en un proceso llamado cleptoplastia.

Datos interesantes sobre este extraño animalito:

1.- Su alimentación se basa principalmente en algas.
2.- Esta babosa puede crecer hasta 5 mm de largo.
3.- Se puede encontrar cerca de Japón, Indonesia y Filipinas.

Tomado de Imágenes Históricas.