Las raíces del narcotráfico en México y la gran violencia.

En los 40’s, el presidente Avila Camacho, acuerda con presidente Roosevelt cultivar amapola en la sierra de Sinaloa, para cubrir las necesidades de morfina derivadas de la guerra mundial.

Los campesinos pobres de Sinaloa fueron asesorados por los chinos que habían escapado de la brutal persecución de Plutarco Elías Calles en 1927. Una vez terminada la guerra se les pidió que regresaran a los cultivos tradicionales, cuando nunca habían visto tanto dinero junto.

En el lucrativo negocio pronto se involucraron altas autoridades del gobierno mexicano, entre ellos el general Pablo Macías, gobernador de Sinaloa, y mafiosos estadounidenses de la talla de Ben “Bugsy” Siegel y el siciliano Salvatore “Lucky” Luciano.

El crecimiento explosivo vendría en los años 60 y 70 con Carmelo Avilés y su flota de aviones. En los 80 destacarían narcotraficantes de gran importancia como Pedro Avilés, Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca, Miguel Ángel Félix Gallardo, quien crearía el primer gran cartel, Amado Carrillo, García Ábrego y muchos más.

Con la semilla de la amapola llegó la desgracia a nuestro país, los daños son evidentes e irreparables, madres, padres e hijos que han visto morir y desaparecer a un familiar, e incluso se han desplazado de sus comunidades por la violencia e inseguridad que mantienen los cárteles.

Fuente: Luis Astorga Hernández, Jorge Fernández Menéndez, Ricardo Ravelo, Guillermo Valdéz.


Para saber más, ampliamente recomendado el documental “La otra parte: la historia no contada del narco”, de Ricardo Colorado, protagonizado por José. Narra la desgarradora historia del narco.

http://bit.ly/2Jq6A0o