Si crees que los que deciden, mandan y gobiernan en cada país del mundo son los partidos políticos visibles y sus cabecillas, es que no tienes ni idea de cómo funciona realmente el poder en el mundo. El dinero es poder, y mandan los que más tienen. Y esto no es ninguna teoría conspiro-paranoica, ya que hasta ellos mismos lo han afirmado y confirmado y ahí siguen, donde los verdaderos dueños del mundo quieren estar.

Esta élite global trabaja en cuatro ramas esenciales: empresarial, académica, política y religión organizada. En general, la finalidad de la globalización es creada por y para las empresas, las corporaciones. Las instituciones académicas proveen de estudios y burocracias que justifican las metas de esas empresas. Los políticos venden esos argumentos académicos al público y si es necesario, cambian leyes para acomodar y facilitar el trabajo de las empresas. La religión junto con la iglesia, las corporaciones, las instituciones académicas y los políticos mandan dentro del orden mundial. Y qué necesitan todos estos para funcionar? Dinero. Y dónde está el dinero? En los bancos. Y esta élite global son los dueños de todos. 

Ahora mismo hay elecciones en EEUU y en España, pero realmente, ¿crees que va a cambiar algo en alguno de estos dos países? Solo si ellos quieren. Estos controlan los bancos, los buenos, los malos, los pequeños, los grandes, la reserva federal, la industria petrolífera, las grandes multinacionales y grandes empresas, los medios de comunicación, etc y tú, que te crees libre para decidir, para votar y para perseguir un sueño, que sepas que son realmente ellos los que deciden por ti. Nunca los verás en la revista Forbes, ni al lado de Bill Gates o Warren Buffet mostrando sus fortunas y comparándolas con las de Amancio Ortega ya queestos tres son absolutos mindundis comparados con los que salen en el cuadro.

Y lo creas o no, piensan que les perteneces. Esta es la lista de alguno de tus dueños.

1 – Lord Jacob de Rothschild (estoy casi seguro que el personaje del Sr. Burns se inspiró en él)

2 – Su hijo Nathaniel Rothschild

3 – Baron John de Rothschild

4 – Sir Evelyn de Rothschild, su esposa, Lynn Forrester está a cargo de Weather Central y es una figura de influencia en el partido Demócrata de EE.UU.

La familia Rothschild es una dinastía europea de origen judío alemán que desciende de Mayer Amschel Rothschild y que estableció su negocio bancario en la década de 1760. Rothschild legó su fortuna a sus cinco hijos, quienes crearon una familia internacional influyente de banqueros en Viena, Londres, París, Nápoles y Fráncfort. La familia Rothschild se calcula que tiene una fortuna valorada en unos 400 billones de dólares. Esta es la familia que controla el dinero del banco mundial y por lo tanto en mayor o menor medida, el mundo. Si quieres saber más de los que en la sombra deciden tu futuro, este documental sobre la historia de la familia es bastante completo (5 horazas ni más ni menos) y si quieres saber más, investiga.

5 – David Rockefeller

Banquero y hombre de negocios estadounidense patriarca de la conocida familia Rockefeller, ya que es el único hijo vivo de John D. Rockefeller Jr.. Además, es nieto del multimillonario magnate petrolífero John D. Rockefeller, fundador de Standard Oil (la historia de esta empresa tampoco tiene desperdicio). Para (4*) Sir Evelyn de Rothschild (Gigante de la banca inglesa) y (5*) David Rockefeller (Gigante del petroleo) no existe gobierno, presidente o ejercito que esté por encima de ellos.La fortuna de estas dos personas es incalculable, porque al ser dueños de la Reserva Federal, son legalmente propietarios de las imprentas que imprimen los trillones de dólares que exportan al mundo.

6 – Nathan Warbug

Viene de una familia de testaferros que ayudaron a crear la Reserva Federal y se cree que ayudaron a Hitler en su carrera política. 

7 – Henry Kissinger

Testaferro en la escena política, es germano-estadounidense de origen judío con una gran influencia sobre la política internacional, no solo de Estados Unidos con respecto a los demás países sino que también directamente sobre variedad de otras naciones. Ha escrito un libro titulado Orden Mundial.

8 – George Soros

George Soros es un magnate, multimillonario, especulador financiero y filántropo estadounidense de origen húngaro. Es un testaferro a cargo de la escena ideológica subvencionando Think Tanks y ONGs y en estrecha relación con los Rothschild. Es presidente del Soros Fund Management y fundador de Quantum Fund. 

9 – Paul Volcker

Economista estadounidense de origen judío. Fue director de la Reserva Federal durante las presidencias de Jimmy Carter y Ronald Reagan (desde agosto de 1979 hasta agosto de 1987) y ahora actúa como testaferro de porte financiera y asesor en economía en el gobierno de Obama. Este es el señor que persigue una moneda única mundial.

«Una economía global requiere de una moneda global. «

10 – Larry Summers

Testaferro economista estadounidense de origen judío y asesor en economía en el gobierno de Obama. 

11 – Lloyd Blankfein

Banquero consejero delegado de Goldman Sachs. 

12 – Ben Shalom

Economista y político estadounidense de origen judío que desempeñó el cargo de presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos durante dos períodos de 2006 a 2014.

El nuevo poder

Los directivos de las cinco principales empresas (Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft) que utilizamos diariamente para informarnos, comunicarnos y entretenernos forman parte de las 10 personas más ricas del mundo. Esas 10 personas –todas ellas con vínculos con este sector- acumulaban un capital, a fines del año pasado, de 9,1 millones de millones de dólares.

Ellos forman parte de las 42 personas que tienen la misma riqueza que la mitad más pobre del universo, unos 3.500 millones de personas. Esa es la brutal concentración de la riqueza del mundo actual. Ella está encabezada por los funcionarios del sector telemático.

Pero este selecto grupo no solo es dueño del mayor poder económico del mundo. El sistema comunicacional que han impuesto determina los íconos, figuras, representaciones, que utilizamos en todo el planeta y que están por encima de las diferentes culturas y lenguas a las que tenemos que apelar para entendernos.

Su poder va más allá del dinero que han acumulado y la iconografía común que hemos adoptado es solo un símbolo del modo que han ido metiendo en el campo de sus intereses a nuestras culturas, libertades, derechos y gustos.

La influencia y efectos de este nuevo poder

La gran “virtud” de estas empresas es que a través de sus sistemas han penetrado hasta las profundidades del pensamiento humano moldeando sus costumbres y cultura.

Así se ha construido un mundo donde la inmensa mayoría de los que forman –formamos- parte no tienen -no tenemos- ni voz, ni voto, pero sí aportamos a la construcción de esos imperios económicos. Quien no forme parte de ese nuevo mundo, sencillamente “queda afuera”, son –somos- los “analfabetos” del siglo XXI.

Da la impresión que internet se ha constituido en el centro de la vida, que nos provee conocimientos, libertad y democracia. El consumo de internet, como un dios de estos tiempos, nos apabulla con sus verdades y posibilidades tecnológicas y no nos deja ver, tras esa maraña, lo que allí se esconde. Pero tampoco faltan los que piensan que se trata de un instrumento que le permite al sistema de poder establecer una nueva y estrecha vigilancia sobre todos y cada uno de nosotros.

Quienes así lo ven consideran que constituye un arma poderosa  al servicio de la represión política. Detrás de un nuevo modelo, casi invisible, de control social que se ejerce de un modo continuo y permanente, aunque bajo apariencias muchos más abiertas y flexibles. De ese modo trasmiten los valores impuestos por un sistema que, a través del predominio económico, se ha transformado en -social y políticamente- dominante.

Pero allí no acaba esta historia ni la influencia de estos instrumentos. En Sillicon Valley (en San Francisco, Estado de California, Estados Unidos) donde funciona la flor y nata del pensamiento tecnológico mundial, un profesor alemán sostiene que estamos evolucionando hacia la “dictadura de la informática”.

Este señor prueba de qué modo la tecnología actual permite moldear, utilizando los instrumentos informáticos, las demandas cotidianas. Se refiere tanto a las cuestiones materiales, desde la comida que nos gusta comer hasta la ropa que dicen que tenemos que comprar, como así también a las inmateriales, entre ellos nuestros gustos e ideas.

Bajo esos principios inciden en nuestras decisiones, transformando nuestros deseos en necesidades. Eso lo traslada a los sistemas políticos explicando de qué modo logran influir en las decisiones de ese carácter. Lo ejemplifica con las campañas electorales estadounidenses, donde los candidatos utilizan la propaganda electoral “personalizada”, es decir envuelta en los propios gustos del elector al cual va dirigida.

Todo lo anterior es solo una muestra de cómo ese instrumento influye en nuestra vida cotidiana y también en nuestras decisiones políticas.

El sistema le otorga a sus inventores el poderío actual a cambio de crear las condiciones y facilidades para la reproducción del mismo y de su poder ejercido -desde hace tiempo- por el sector financiero, verdadero patrón detrás de los que aparecen.

Cuando pensamos en el futuro del sistema informático hay un par de cuestiones que se nos aparecen: Una, es el control de origen en los contenidos difundidos. Desde hace unos meses una oficina del gobierno norteamericano aprobó una regla según la cual se puso fin a la llamada “neutralidad” de la red.

A partir de ahora los contenidos que transitan por las redes pueden ser bloqueados o discriminadas. Dos, en la medida que se masifica el uso de este instrumento se van creando las condiciones legales para que se tenga que comenzar a pagar para tener acceso a la circulación por internet o para gozar de los mejores servicios.

De este modo al poder que siempre acompaña a quien tiene el dominio o control de la información, ahora se le irán agregando otros mecanismos para que ese instrumento también esté al servicio de nuevos y mayores negocios.

            *Analista político y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Estas personas son una parte de los que están en la sombra, los que no salen en los informativos ni en las noticias, los que se reúnen cada cierto tiempo y deciden si habrá guerra este año o la dejamos para el que viene. Son tus dueños y ni lo sabes. Y si no lo crees, investígalo por ti mismo. El arte de ilustrar a uno mismo y abrir la mente a espacios que ni siquiera te habías planteado que existieran hace que te topes con cosas que ni imaginabas.Y para acabar una pirámide muy bonica. Quedaría genial en el Congreso de los Diputados o el Banco de España. O en el mismísimo Vaticano.