La técnica consiste en hablar con los gatos callejeros del barrio como si hablaras con cualquier persona y decirles que quieres a tu gato de vuelta a casa.

No sé cómo le hacen los gatos, pero funciona.

Por Imágenes Históricas.