Desde 1988 la izquierda en México no gobernaba el país hasta la llegada del partido Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) a la presidencia con Andrés Manuel López Obrador en 2018, es decir, 30 años después.

El periodo de la economía mixta y la izquierda el PRI.

Desde su fundación en 1929 por el obregonista Plutarco Elías Calles hasta esa fecha el entonces PNR (Partido Nacional Revolucionario), luego PRM (Partido de la Revolución Mexicana) y luego PRI (Partido Revolucionario Institucional) un partido con ideales del Nacionalismo Revolucionario, y la Justicia Social, producto de una revolución que llevó a una Guerra Civil por más de una década a los mexicanos y gobernó con Presidentes con los mismos ideales a través de una Economía Mixta pero basado en Programas Sociales y fundando Instituciones Públicas para lograr este fin.

Gracias a ello, el llamado corporativismo, los sindicatos de maestros, trabajadores, profesionistas, burócratas, médicos, estudiantes, líderes secciónales, organizaciones civiles, gobernadores, presidentes municipales, legisladores, la estatizacion de empresas de todo tipo, se creó una maquinaria electorera precisamente basado en estos programas que permitieron a dicho partido, el PRI, gobernar el país por más de 70 años.

La debacle y la conformación de la nueva izquierda emanada del PRI.

Esto hasta que comenzó su desmantelamiento en el año de 1988. Las razones fueron obvias, la elección de un candidato como Carlos Salinas con tintes ideológicos de derecha llevaron a una de las principales corrientes de izquierda del PRI a fundar primero la Corriente Democrática del PRI, sin embargo, como sus fundadores vieron que la elección de Salinas por parte de Miguel de la Madrid Hurtado era inminente, deciden abandonar el partido y fundar un movimiento, el Frente Democrático Nacional, más adelante un nuevo partido, el PRD (Partido de la Revolución Democrática) y décadas después el partido Morena.

Sus miembros fundadores del Frente Democrático Nacional eran connotados priistas como Cuauhtémoc Cardenas, hijo del General Lázaro Cárdenas Presidente de la República, Porfirio Muñoz Ledo, Ex Presidente Nacional del PRI, ex Secretario de Educación y Secretario del Trabajo, Ifigenia Martínez, líder de izquierda, así como Heberto Castillo del partido Mexicano Socialista y Andrés Manuel López Obrador ex Presidente del PRI en Tabasco y quien buscaba ser candidato a Gobernador por ese partido.

El Frente Democrático Nacional tenía como principal objetivo evitar la candidatura de Carlos Salinas de Gortari, quien según ellos representaba los ideales contrarios a los fundadores del PRI.

El periodo llamado Neoliberal.

El primer Presidente tecnócrata, egresado de Harvard, Lic. Carlos Salinas de Gortari, fue el primero desde el dictador Porfirio Díaz con un programa de economía liberal o de libre mercado además de privatizador, en donde ubicaba a la iniciativa privada y a la inversión extranjera y el libre comercio como la palanca para el Desarrollo Nacional y así una vez llevado a cabo a la práctica durante su gobierno sus sucesores adoptaron el mismo proyecto tanto los Presidentes emanados del PAN (Vicente Fox, Felipe Calderón) como del PRI (Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto).

Durante este período se formó una elite de tecnócratas, economistas doctorados en universidades extranjeras, de los EE.UU y Europa, que se hicieron de cargos dentro de la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Economía y el Banco de México así como otras áreas del Gobierno Federal. Ellos eran quienes manejaban la economía mexicana muy al estilo de los llamados “Cientificos” durante el porfiriato.

La izquierda del PRI en alianza con el Socialismo.

Al mismo tiempo que el Gobierno era ocupado por la tecnocracia comienzan a adherirse militantes del PRI con amplia trayectoria así como antiguos miembros del Partido Socialista Mexicano al FDN. La oposición de izquierda era representada principalmente por los fundadores del PRD, en donde los ex priistas Cuauhtémoc Cárdenas, Muñoz Ledo y López Obrador llegaron a ser sus principales líderes.

Comienzan a destacar nuevos miembros de la izquierda mexicana como el ex senador del PRI de Zacatecas Arturo Monreal, el ex Regente del Distrito Federal con Salinas de Gortari Manuel Camacho Solis, su secretario General de Gobierno Marcelo Ebrard, Rosario Robles ex líder de maestros de la UNAM y Secretaría de Gobierno con Cuauhtémoc Cárdenas en el DF, Claudia Sheinbaum, Secretaría de Medio Ambiente con López Obrador, Carlos Imaz, Dolores Padierna, Amalia García, el ex Secretario de Educación con Miguel de la Madrid, Manuel Bartlett, Jesús Ortega, Alejandro Encinas, entre otros.

La llegada de Morena y el regreso de la vieja izquierda del PRI al poder.

Una vez que pierde López Obrador en dos ocaciones la Presidencia de la República con el partido que lo postuló el Partido de la Revolución Democrática , en 2006 y 2012, se presenta un rompimiento con el Cardenismo y es así como López Obrador funda el partido Morena y se dedica a realizar por tercera ocasión campaña política en el pais para volver a buscar la Presidencia.

Es así como después del hartazgo de la población por los problemas y escándalos de corrupción tanto de Enrique Peña Nieto como de varios gobernadores del PRI y del PAN la población decide emitir su voto a favor de Morena con más de 30 millones de votos emitidos y por fin este mismo grupo político que se separó desde 1988 regresa en 2018 después de tres décadas.

La Cuarta Transformación no es más que el nuevo régimen de izquierda en México.

La llamada Cuarta Transformación según dicen los miembros del partido Morena es la nueva transformación del país equiparable a la Independencia, la Reforma y la Revolución mexicana

La realidad histórica no permite afirmar o suponer que dicha transformación pueda ser equiparable a cualquiera de las tres que anteceden, primero porque todos fueron movimientos armados.

Segundo, fueron liderados por personajes de talla histórica como Hidalgo, Guadalupe Victoria, Morelos, Juárez, Zaragoza, Madero, Carranza, Villa, Zapata, etc.

Tercero una transformación de esa naturaleza debe ser llevada a cabo por un movimiento que conforme al Estado mexicano y no solo al Gobierno, es decir, quienes lo conforman, iglesias, empresarios, ciudadanos, medios de comunicación, instituciones electorales, el Gobierno junto con los distintos grupos de poderes, legislativo y judicial, etc.

La creación de un Estado Benefactor como el PRI de los años 70’s

Tal como se hizo en el pasado del PRI Nacionalista, una vez que tomó posesión el nuevo Gobierno, comenzó la creación de nuevos programas sociales prioritarios para el nuevo régimen allegándose de recursos a través de un plan de austeridad que incluye la reducción de sueldos y salarios de burócratas así como la desaparición de Secretarias y los llamados fideicomisos.

Por Chihuahua Es Política 29 de marzo 2021.