La biología dice que después de las relaciones sexuales, el hombre deposita alrededor de 200 a 300 millones de espermatozoides; todos comienzan a nadar hacia arriba, dentro de la pista, para encontrarse con el óvulo; de todos los millones que se depositan, en realidad solo llegan al sitio entre 300 y 500 (otros se cansan en el camino, porque no es una carrera fácil), y de esa cantidad, los que logran llegar al óvulo, solo uno fertiliza el huevo, y en ese caso el ganador eres tú.

Alguna vez has pensado esto?

Corriste una carrera sin tus ojos y sin tus piernas, y ganaste.

Corriste una carrera sin estar preparado, y ganaste.

Corriste una carrera sin ayuda, y ganaste.

Qué te hace pensar que perderás ahora?

Ahora que tienes ojos y piernas, ahora que tienes planes, visiones y sueños, no te rendiste el primer día, así que no puedes rendirte, rendirte ahora es un insulto para tu creador.

No importa por lo que estás pasando en este momento, tómalo como un desafío, y recuerda que GANASTE desde el útero.

¡ TÚ, QUE TE DETUVISTE A LEER ESTO, DÉJAME DECIRTE QUE CREO EN TI !

¡ No te rindas !