CIUDAD JUÀREZ 1911.

El corresponsal de guerra Ignacio Herrerías fue testigo de la toma de Ciudad Juàrez, escribió sus experiencias en una serie llamada “En el campo revolucionario”, publicadas en el diario “El Tiempo” entre abril y mayo de 1911. Herrerías conociò a Villa en la hacienda de Bustillos.

“Francisco Villa es un tipo de complexión recia de cara redonda , bigote rubio, espeso, colorado como un americano; desde su ingreso a la revolucion dejó atrás sus fechorías y hasta impedía que su gente cometiera abusos.

Este hombre cautivaba lo mismo a jóvenes americanas que mexicanas”.

“El lunes 8 de mayo inicio la embestida a la ciudad de Juàrez, a la llegada de Villa y Orozco al campamento se escucharon los gritos salvajes de más de 200 revolucionarios, que hacían hervir la sangre de los más pacíficos, sentí pasar por mi cuerpo un escalofrío, mi corazón latía con violencia, y en medio de aquella gente armada no acertaba a moverme, atónito, embrutecido”.

Además de la narración Herrerías tomó múltiples fotos, muchas de ellas muestran los acontecimientos históricos de la toma de Ciudad Juàrez.

Ignacio Herrerìas murió el 11 de agosto de1912 en Ticoman, cuando los zapatistas de Amador Salazar atacaron el tren en el que viajaba para entrevistar a Zapata, junto con èl murieron Humberto Strauss y el fotógrafo José Luis Rivera.