PERDIDA DE VALORES CIVICOS.

Existen fechas del calendario cívico nacional en las que, por tradición, el espíritu patriótico del pueblo debería aflorar con más intensidad y reafirmarse el orgullo por la patria que nos vio nacer y en la cual vivimos.

Una de esas fechas es el Día de la Bandera -instituido el 24 de febrero de 1940 por el entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río-, que se celebra con ceremonias en las que el lábaro tricolor debe de ser el centro de nuestra atención y respeto, ya que simboliza a la patria, es decir, el territorio nacional, nuestra cultura, las libertades y los ideales; incluso nos recuerda a los héroes que dieron su vida por defenderla.

Sin embargo, en los últimos años se advierte cierta apatía, desinterés por parte de la sociedad, a pesar de que los medios de comunicación han difundido la idea de que el ser humano es más malo que bueno, no es así, sino que hace falta retomar los valores, mantener comunicación con la familia, e incluso, retomar las clases de civismo en las escuelas.


A la falta de los elementos mencionados atribuyó las “calamidades” que hoy sufre la sociedad.