Cuando recibes quemaduras de sol no son las células de la piel las que se dañan y mueren. En realidad es el ADN el que es dañado y luego las células deciden suicidarse para evitar convertirse en cáncer por un proceso conocido como “Apoptosis”.

¿Qué es este proceso?

La apoptosis es una vía de destrucción o muerte celular programada o provocada por el mismo organismo, con el fin de controlar su desarrollo y crecimiento, que puede ser de naturaleza fisiológica y está desencadenada por señales celulares controladas genéticamente.