Me representa 👇🏼

Se me pararon los pelos…

Le dan cuello a Pepe Le Pew, porque es un mal ejemplo (no lo harán, pero la nota de un periodista del NYT le dio la vuelta al mundo).

En mis tiempos Pepe Le Pew, no era ejemplo de acosador y nadie iba por la vida acosando o molestando mujeres imitándolo.

Éramos niños, y entendíamos que sólo era un Zorrillo enamorado y que era así, porque era de París.

A mí nunca, ni con ojos de niña ni ahora, lo vi ni sentí que fuera un “peligro”, nunca faltó al respeto ni abusaba de ser “más fuerte” por ser hombre. Solo le besaba la mano a una gatita que confundía como otra Zorrilla.

Estamos fomentando una generación sobreprotegida a modo. Delicados de a madres. Sin criterio, sin formación, incapaces de distinguir lo real de lo que no es. Borregos que salen a imitar lo que ven sin juicio alguno, y a aplaudir las pendejadas de influencers huecos o del tik tok… y a la vez que se ofenden de todo.
Hoy no le puedes llamar Negrito al negrito Bimbo porque pueden traumar a los “morenitos”.

También estan censurados Tony el tigre, Melvin, el Conejo Nesquik, Chester Cheetos, el Gansito, el Osito Bimbo! Quesque porque incitan a los niños a comer comida de “gordo”.

En mis tiempos, ESO era nuestro lunch escolar. Yo compraba pingüinos, twinkies, chocorroles, me atascaba de tapones de chocolate. Las tortas de la tiendita eran de mega gordo.
No nos mandaban quinoa, tapioca ni alfalfa en la lonchera. 🙄

Y saben? No había gorditos. No existía la obesidad. Solo uno por ahí, el típico gordito del salón, pero era uno y tenía alguna condición de salud. Al que le hacían bromas y tampoco andaba en terapia porque hoy la agresion y el bullying subieron de nivel.

Y no éramos gordos porque salíamos a la calle a correr, saltar la cuerda, andar en bici. Mis papás no sabían nada de nosotros en las tardes. Regresábamos sucios, sudorosos o mojados y tampoco nos enfermábamos. No había que desinfectarnos, ni darnos shots de jengibre, ni vacunas para la alergia.

No nos creíamos lo que pasaba en tele, porque pasaba en tele. Sabíamos la diferencia entre la televisión y la vida real.

Hoy actores y cantantes presumen sus adicciones y les aplauden. Cantantes o actores con historial de adicciones son lo máximo, y todo se les pasa, y hasta los justifican… pero no fuera el hijo de tu vecina porque ese si, mugroso niño drogadicto y pinche mamá desentendida.

Se les olvida que Trevi es una delincuente, promovía una red de trata de mujeres menores de edad y ahora le aplauden y la tipa hasta se siente líder de opinión.

Legalizan la Mariguana pero un Gansito Marinela está satanizado.

Las series de narcos abundan, el señor de los cielos es un héroe y resulta que hoy el malo, es Pepe Le Pew…. 🤷🏻‍♀️

Podría seguir porque no saben todo lo que se desató en mi cabeza solo por un Zorrillo… 😡

Hay que educar como nos decían antes: -NO INTENTES ESTO EN CASA-

Enseñemos valores a hombres y a mujeres, a ser empaticos, respetuosos, a ser fuertes, a distinguir el bien del mal, a que aprendan a disfrutar y fomentarse las cosas buenas y a sortear con valor las cosas malas de la vida…
Porque así como vamos, los estamos aventando a una sociedad completamente disfuncional.

En la red.