Tengo una amiga que se casó con un hombre que es mucho mayor y te voy a ser honesta, al principio no me “cuadraba”, los veía muy diferentes y pensaba que no iban a durar ni dos meses. Varias veces le sugerí que se buscara a alguien de su edad, que él le estaba “robando su juventud”, y hasta le llegué a decir que lo más seguro era que estaba “jugando con ella”.

Sé lo que estás pensando, “¡si Lola es de las que nunca se mete en la vida de los demás!”, pues lamento decirte que en ese caso sí me metí y me equivoqué. Hoy llevan más de 10 años juntos, formaron una familia y son felices. Lo triste es que siempre hay gente (como yo jeje) que los ve raro, o los despistados sin mala fe que preguntan si es su hija.

Pero no solo el caso de mi amiga me dio una bofetada con guante blanco, hace poco salió un estudio en la revista especializada The American Psycological Association en el que se indica que las relaciones de pareja en las que existe una gran diferencia de edad son más duraderas, sobre todo si el hombre es mayor. ¡Plop!

De acuerdo con la investigación, esto se debe a que, gran parte de los hombres mayores buscan relaciones estables y no superficiales.

Sí roban juventud, pero de esta forma

Pero además, como en toda pareja, los gustos y actividades de ambos se conjuntan y pueden complementarse, así que en este sentido, la pareja mayor sí “roba juventud” pero cuando es de forma positiva solo es para obtener mayor vitalidad, energía y ganas de vivir

En cuanto al joven de la pareja evidentemente la influencia también permeará, pero más que en físico o arrugas, en conductas, intereses y hábitos.

Todo depende de la relación

Más allá de los estudios, yo creo que todo depende de la relación. Cuando es tóxica, traerá consecuencias negativas sin importar si uno es mayor o tienen las misma edad. Ahí está la clave de la felicidad y de una relación duradera (en mi humilde opinión, que ya ves que también se equivoca).

Como ejemplo de una pareja “dispareja” feliz, te muestro al italiano Gianluca Vacchi y la modelo venezolana Sharon Fonseca. Linda pareja, ¿no? Lo que importa es el amor.