El historiador británico E.P Thompson es uno de los que se han interesado por este fenómeno en Inglaterra de los siglos XVII y XVIII, de acuerdo a sus investigaciones, la venta de esposas era considerado como un método de disolución del matrimonio en una época en que el divorcio era reservado para los más ricos y poderosos.

Era de mutuo acuerdo, si se tenía la intención de autentificar la separación haciéndolo de dominio público, el comprador frecuentemente era ya amante de la mujer, la transacción anulaba la amenaza de una acción legal o una reclamación del marido por daños a su “propiedad”.

A veces incluso, las ventas se anunciaban en periódicos locales. La transacción se realizaba en el mercado a manera de subasta, en ocasiones ya existían arreglos previos y la venta se convertía en un ritual, un acto simbólico de segundas nupcias.

Historia Social y Antropología de E. P. Thompson: