Los asistentes al Oscar quedaron en conmocionado silencio después de que Will Smith golpeara a Chris Rock en el escenario luego que el comediante hiciera un chiste sobre la esposa de Smith, Jada Pinkett Smith.

Smith maldijo a Rock tras regresar a su asiento. Rock estaba presentando el premio al mejor documental cuando ocurrió el tenso intercambio.

Rock comparó a Jada Pinkett Smith con el personaje de cabellera rapada de Demi Moore en la película de 1997 “G.I. Jane” (“Hasta el límite” en Latinoamérica, “La Teniente O’Neil” en España).

La broma era una evidente referencia a la cabeza calva de Jada, quien sufre pérdida de cabello desde hace unos años.

Después de volver a sentarse, Smith le gritó a Rock: “Saca el nombre de mi esposa de tu (grosería) boca”.

La ceremonia, que había transcurrido sin incidentes, volvió a la calma poco después.

Jada Pinkett Smith, quien también es actriz, sufre de alopecia y reveló públicamente su diagnóstico en 2018.

Según Scott Feinberg de The Hollywood Reporter, presente en el teatro, Smith, lloroso, debió ser “apartado y consolado” por Denzel Washington y Tyler Perry durante una pausa comercial.

“Will y Chris, vamos a resolver esto como una familia. En este momento, seguimos adelante con amor”, dijo el cantante y actor Sean “Diddy” Combs, al presentar la siguiente sección de la gala.