Nadie puede negarlo: el mexicano es taquero. La base de la dieta de la nación azteca es, sin lugar a dudas, es carne y/o verduras preparadas que se arropan con una tortilla calientita de maíz o harina. 

El impacto cultural de este platillo, -que forma parte de una gastronomía considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)-, es tal que se determinó que el 31 de marzo de cada año se celebre el Día del Taco. 

Para los emprendedores, los tacos representan un modelo de negocios muy atractivo. Omar González, director de marca la franquicia El Tizoncito, considera que estos negocios son una buena oportunidad porque se trata de una comida donde la relación precio/valor al consumidor es muy buena. 

“El negocio de los tacos es uno que México aportó al mundo y que tiene mucho que dar, respetando las raíces del producto. Por ejemplo, nosotros inventamos el taco al pastor en 1976 y la receta sigue siendo exactamente la misma, lo que la hace tan reconocida y amada”.

González tiene un punto muy importante. Hace apenas unos días, el popular taco al pastor fue reconocido como el mejor platillo del mundo por el sitio Taste Atlas del periodista Matija Babic, considerado el Google Maps de la comida. 

No solo eso, de acuerdo con datos de 2017 de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), el sector taquero es una de las mayores empleadoras del país, pues da sustento a más de 17% del personal ocupado en la industria restaurantera. 

Por su parte, Carlos Roberts, CEO de El Fogoncito recordó que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), el consumo estimado de tacos es de alrededor de 17.3 millones de toneladas al año, de las cuales en su mayoría son tortillas. Si consideramos que según esta dependencia el consumo de tortillas por mexicano es de 297 kilogramos anuales, definitivamente encontraremos un mercado dispuesto a recibirnos. 

“A pesar de que los ingredientes principales con los que se producen los tacos son proteínas cuyo precio comparado al de los carbohidratos es mayor, los márgenes de utilidad en los restaurantes de comida casual y los de QSR (comida rápida), siguen siendo muy atractivos para los inversionistas y propietarios de este tipo de negocios”, indicó el director ejecutivo de El Fogoncito.

¿Por qué deberías considerar emprender con tacos?

A diferencia de un restaurante formal o de comida corrida por tiempos, los consumidores de tacos llegan al local, comen y se van. Su promedio de permanencia es menor al de una hora y según la CANIRAC, pueden llegar a pagar tickets de consumo de hasta 200 pesos por persona.

Puedes tener un menú variado que no ocupe demasiado espacio ofreciendo especialidades como bistec, costilla, arrachera, chorizo, pollo, alambres y el muy amado pastor. Incluso puedes “adornar” tu oferta con complementos como guacamole, chicharrón, nopales y cebollitas y las infaltables salsas rojas y verdes.

Una forma de ampliar tu oferta y atractivo a diversos comensales es ofertar otros platillos mexicanos como las quesadillas (con o sin queso), caldos, pozoles, alambres, frijoles charros y tortas. Y si quieres atender a un público todavía más amplio, puedes ofrecer alternativas light o veganas. 

El CEO de El Fogoncito destacó que conviene emprender comida mexicana en general y en específico con tacos porque todo el mundo tiene necesidad de alimentación y comer fuera de casa, cuando el restaurante cumple con las expectativas y genera la satisfacción del comensal, se convierte en toda una experiencia.

“La comida mexicana en el mundo entero se ha convertido en un referente internacional, y, por su gran aceptación y popularidad una oportunidad para cualquier inversionista altamente rentable sobre todo en un país en el que comemos tacos con orgullo”.