Ante el cierre definitivo de al menos 20 restaurantes, varios agremiados se reunieron con personal de la Oficina de Gobernación para fijar una fecha de reapertura de sus negocios.

Martín García, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), comentó que en las últimas semanas un total de 20 restaurantes cerraron de manera permanente ante la imposibilidad de cubrir sus gastos, e incluso la mayoría ya entregó o traspasó sus locales.

Por lo anterior, señaló que los diálogos con Gobernación fueron para revisar los protocolos de seguridad e higiene, así como analizar el tema de la semaforización.

Ante la petición de dar a conocer la lista de los establecimientos cerrados, García señaló que, por lineamientos de la cámara, los nombres de los restaurantes afectados se reservan.

“La Federación evalúa de una manera, mientras que el Estado de otra, lo que retrasa la apertura. Si tomáramos el criterio federal estaríamos en condiciones de regresar ahora en junio, pero si nos apegamos a lo local, es probable que no abramos ni en julio, complicando el panorama. Sabemos que el tema de salud está latente, pero parece que no están viendo la parte económica”, dijo.

“Por nuestra parte ya tenemos listos y avalados los protocolos a nivel nacional y estatal, con lo que podemos abrir considerando las responsabilidades y riesgos que conlleva. Nuestro gremio está muy lastimado y empiezan los negocios a cerrar definitivamente”, agregó.

En la reunión llevada a cabo en las oficinas administrativas José María Morelos y Pavón, mejor conocidas como “Pueblito Mexicano”, estuvieron presentes Francisco Aguirre, propietario y representante de negocios recreativos en la ciudad; el director de Gobernación del Estado, Joel Gallegos Legarreta; la Canirac y un representante de negocios ambulantes, así como un comisionado de vendedores de vehículos usados.

Durante la reunión, la dependencia les propuso mantener una mesa de diálogo para tomar acuerdos, conviniendo una segunda reunión mañana viernes, en donde además de dar seguimiento a las peticiones, se revisarán los apoyos que se les puede facilitar a los empresarios para sobrellevar la crisis.