El quokka es un marsupial originario de Australia y ha emocionado a más de un viajero por su felicidad por lo que se ha convertido en el protagonista de todas las fotos de los turistas.

El pequeño expresa en su cara una sonrisa, pero esto se trata de un proceso de evolución de su especie, en otras palabras que no tiene ninguna implicancia emocional. El quokka se encuentra en peligro de extinción y los especialistas aseguran que en la actualidad existen entre 7500 y 15.000 ejemplares.

La amenaza de esta especie se debe a la introducción en su hábitat de especies depredadoras, como el zorro y a la deforestación y preparación de grandes terrenos para la construcción.

Para aquellos viajeros que gusten conseguir una foto con el tierno pequeño se debe mencionar que existen algunas reglas: se debe esperar que el quokka se acerque por sus medios y establezca confianza y respetar su habitat.