Los pasajeros del vuelo AA1775 (de American Airlines), que viajaba desde Los Ángeles a Washington, vivieron momentos de suma tensión cuando un pasajero intentó abrir la puerta del avión, pero fue detenido por una azafata.

Aún se desconocen los detalles de los hechos con plenitud, pero lo que se pudo conocer es que el sujeto se paró de su asiento e intentó abrir la puerta en pleno vuelo. Dos pasajeros lograron sostenerlo y la asistente de vuelo, en medio de la confusión, tomó una cafetera y noqueó al sujeto con un golpe en la cabeza.

El golpe fue tan contundente que el pasajero quedó inconsciente en el acto, además de terminar con algunas heridas en la cabeza. Inmediatamente, el vuelo tuvo que hacer un desvío y aterrizar de emergencia en Kansas.

Mouaz Moustafa, uno de los pasajeros en el vuelo AA1775 documentó todo lo sucedido después de ocurrido el incidente. En los clips se puede ver el momento en que el equipo médico del aeropuerto de Kansas le presta los primeros auxilios al pasajero herido. Todo esto se realizó en compañía de la policía, quien arrestó al sujeto una vez recobró el conocimiento.

El vuelo AA1775 tuvo un aterrizaje de emergencia que le tomó menos de 10 minutos. El descenso fue tan veloz que los pasajeros pensaron que algo ocurría en la cabina.

Si una puerta de un avión se abre en pleno vuelo, las consecuencias serían catastróficas. Las puertas están diseñadas para abrirse hacia adentro, lo que disminuye los impactos y las probabilidades de que alguien las pueda abrir; sin embargo, no es una medida 100% efectiva.

Los que ocurriría si una puerta se abre en el aire es que el avión de despresurizaría, lo que ocasionaría que todo objeto o persona que no esté asegurada, salga a volar fuera del avión. A grandes rasgos las personas serían succionadas pero para afuera.

Además, el avión comenzaría a deteriorarse debido a la diferencia de presión tan drástica a la que es sometido en ese momento. También, la temperatura en el interior del avión bajaría y dependiendo de la altitud, se disminuiría hasta el punto de congelación.

El oxígeno comenzaría a disminuirse rápidamente, por lo que los pasajeros que no tengan una máscara de oxígeno, podrían morir.

Por Chihuahua Es Noticia