Esta mañana el empresario restaurantero Guillermo Quiñónez acudió a los jales de la mina para manifestarse contra la empresa Maple TyS.

El motivo de la incomodidad obedece a que el afectado, ha estado ofreciendo el servicio de comedor a la empresa, hasta ahí todo bien.

El problema empezó cuando los pagos por dicho servicio dejaron de llegar, hasta cumplir siete meses sin pago.

Ello generó una deuda que ronda los 200 mil pesos, suma conservadora, pero considerable para un negocio local, y más en tiempos dónde aún se cargan a cuestas los efectos adversos de la pandemia.

Para suerte del afectado, la empresa indicó que mañana mismo quedaría liquidado el adeudo, pero la crítica social no perdona y cuestiona por qué esperaron una manifestación para poder cumplir con esa obligación.

Por Difusión Periodística 30 de septiembre 2021.