Maguarichi, Chih.- En el ejido Piedras de Lumbre, precisamente brota el calor a través de los géiseres, entre las piedras de un cerro; chorros de agua caliente que forman un pequeño río que puede quemar la piel. Sin embargo, a cierta distancia hay aguas termales que son el atractivo turístico de la zona.

El lugar que visitamos y en la que captamos estas imágenes, se denomina Agua Caliente. Nadie se imagina que en su momento proveyó de energía eléctrica a Maguarichi, gracias a una tecnología israelita. Sin embargo, en el sexenio de José Reyes Baeza llegó la electrificación y eso quedó atrás.

De ida nos encontramos una pick up que cargaba unas ollas de barbacoa que cocinaron en los géiseres. Sin entender mucho de qué se trataba, al llegar al sitio observamos una especie de cazos fabricados por los pobladores. Debajo pasa el agua caliente. Ahí colocan las ollas con carne y al día siguiente ya está cocida. 

Caminando entre géiseres, sobre piedras, cuidando no caer en el agua, comienza a dar una sensación de estar dentro de un sauna. Se antoja sentarse a meditar.

En semana santa los alrededores se llenan de gente que hace ahí sus retiros espirituales, aprovechando el entorno integrado por este maravilloso y bello fenómeno, además de área serrana saturada de verdes y frondosos pinos, pues ahí ni la tala ni los incendios han llegado a destruirlos.

ATRACTIVO ÚNICO. De acuerdo con información de Gobierno del Estado, una falla geológica de la naturaleza es la causa de casi un centenar de perforaciones naturales de las que surge el agua caliente. Se afirma que sólo existen sólo en Chihuahua y otras tres partes del mundo.

Durante el recorrido para llegar a Maguarichi, a pocos kilómetros de llegar se observan escurrimientos en las montañas a las que está pegada la carretera. Del otro lado sólo hay profundidad, voladeros.

Las lluvias han sido constantes en el municipio, lo que mantiene el paisaje verde y fresco. En esta época del año no conviene acampar, pues el territorio es montañoso y los deslaves son frecuentes. En este momento, en algunas partes de la carretera, casi al llegar a la cabecera municipal, está parcialmente cerrado un carril. Los señalamientos están, sin embargo también es común ver ganado vacuno y equino caminar por el asfalto tranquilamente, por lo que si usted decide viajar a Maguarichi, mejor que sea de día y a baja velocidad.

EL GÉISER MAYOR. Luego de llegar al centro de Maguarichi, nuestro guía nos dirigió hasta los géiseres. Tomamos un camino de terracería que por suerte estaba semi-seco, de lo contrario no habríamos podido entrar. Los automóviles no pueden pasar, es necesario ir en pick up o cualquier vehículo 4×4.

No hay letreros que digan qué desvíos tomar. 

Antes de llegar nos comentó que la CFE fue quien instaló una planta israelita como parte de un experimento. Surtió efecto y abasteció de energía eléctrica a Maguarichi durante muchos años. Actualmente la planta está en Los Azufres, Michoacán. 

Llegamos a nuestro destino y al bajar de la pick up, observamos el lugar donde cocinan la barbacoa y otros alimentos. Hay quien llega ahí y deja huevos cociendo. Luego vimos dos pozos. Uno funciona y el otro no. Con el que sirve se regula la presión del agua.

Luego de caminar cuesta abajo para ver los pequeños géiseres, el río correr, nos presentaron al géiser mayor. Se observa detrás de un puente, y la velocidad a la que sale el agua es impresionante.

La inseguridad de pisar algunas piedras del río para cruzar, llevo a esta reportera a caminar un poco dentro del agua, con todo y zapatos. Sólo puedo comentar que ¡de verdad estaba muy caliente! Y es que llega a alcanzar casi los 100 grados centígrados.

En Agua Caliente, ejido Piedras Calientes, existen las condiciones para un proyecto turístico que posicione a Maguarichi en el plano nacional e internacional. 

Por El Heraldo de Chihuahua.

comscoreLoad

­