Para llegar hasta aquí, es necesario atravesar por una calle de terracería que las vías del tren construidas en el Eje vial Juan Gabriel absorbieron. La fabrica parece que fue ocultada por una serie de construcciones que trataron de dejar en el olvido la época en la que #CiudadJuárez fue considerada como “la ciudad del pecado” durante la prohibición del alcohol en Estados Unidos.

El edificio de la “DM Destilery Company” se ha detenido en el tiempo. Aunque en sus ventanas, y en una pequeña parte de la barda, se notan los estragos del tiempo, el resto del edificio se conserva de gran manera. Se puede apreciar en la entrada principal el nombre de la empresa debajo de un pequeño balcón y en la parte de arriba, los adornos y los letreros se conservan intactos.

Durante la prohibición, el Whiskey producido en este lugar embriagó a cientos de personas, principalmente ciudadanos estadounidenses, que cada fin de semana llenaban los diferentes centros nocturnos de la ciudad para deleitarse con el licor hecho de maíz llamado “Juárez Whiskey”.

Después de la prohibición, la fabrica comenzó a tener perdidas económicas, aunque logró mantenerse por décadas ampliando su negocio a la distribución de distintos tipos de bebidas, para finales de los 80’ la empresa no pudo más y cayó en bancarrota.

Desde entonces, las oficinas ubicadas en la calle 16 de septiembre y la destilería escondida entre las vías del ferrocarril, han permanecido congeladas en el tiempo. Recordando aquella época en la que la ciudad, de apenas 10 mil habitantes, se convirtió en la capital de la bebida y la perdición de ciudadanos estadounidenses.

📸 José Estrada