Con toda la tecnología que poseemos hoy en día, el inodoro no ha cambiado en un siglo, si lo piensan detenidamente esto es algo alarmante.

¿Se dan cuenta que hacemos nuestras necesidades en el agua? Un recurso que no es para siempre…

¿Que sociedad “inteligente” hace eso? Es cierto que Bill Gates presentó un inodoro que funciona sin agua, además de no estar conectado a ningún sistema de alcantarillado y es capaz de transformar los desechos humanos en fertilizantes, pero tristemente estamos lejos de tener en nuestras manos este tipo de inventos.

Es lamentable como la raza humana desperdicia el agua y todo esto nos va a cobrar factura en algunos años, estamos condenando a las próximas generaciones a un futuro incierto.

¿Pensar en colonizar otro planeta o salvar este? ¿Que futuro nos espera?

La mayoría de nosotros no pensamos en qué pasa después de tirar la cadena del inodoro (dejando a un lado los tratamientos de aguas) y esa es una cuestión que todo mundo debe comenzar a tener en cuenta.

Hace unos días, Mami Mizutori, representante de la ONU dijo que “La sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia y no hay vacuna para curarla”.