El 26 de mayo de 1940 se inauguró el monumento comúnmente llamado “las siete cabecitas”, en memoria de las víctimas del fatal accidente.Chihuahua— El 1 de agosto de 1939 un grupo de veinticinco niños y adolescentes que pertenecían a la Asociación Cristiana de Jóvenes, viajaba rumbo al parque nacional Cumbres de Majalca donde iban a instalar un campamento que duraría ocho días.

Aproximadamente a las 5 de la tarde, al llegar al kilómetro 21 en la que paradójicamente se conocía como ‘La Curva del Muerto’, un camión de volteo se le atravesó al camión de redilas que transportaba a los jóvenes y los impactó. Los cuerpos de algunas de las víctimas atravesaron las ventanas hacia el exterior quedando esparcidos en el lugar.

Los que perdieron la vida eran: Venancio Gabriel Gardea, de 14 años, Armando Gutiérrez Balderrama y Jorge Giácoman, de 13, Luis Díaz García y Teodoro Faulkner de 11, Alberto Méndez Peña y Horacio Brondo Valdez, de 10 años.

Según archivos periodísticos, el conductor del dompe era Encarnación Espinoza, quien dijo a las autoridades y prensa que a su vehículo le fallaban los frenos, pero por falta de dinero no había podido arreglarlo.

El siniestro ocasionó la muerte de 7 niños y adolescentes, tres de ellos perdieron la vida al instante; cuatro más murieron cuando eran trasladados a Chihuahua para su atención médica. En esos momentos, cuando todo era caos y confusión, los usuarios de la carretera apoyaron a los heridos trasladándolos en sus vehículos a la ciudad además de encargarse de dar parte del accidente a las autoridades.

Del resto de los pasajeros, 9 de ellos resultaron heridos entre ellos el profesor Francisco Balderrama quien encabezaba la excursión.

El monumento llamado comúnmente como ‘Las siete cabecitas’, se inauguró el 26 de mayo de 1940 con dos propósitos: el de recordar a los jóvenes caídos aquel 1 de agosto y el de recordar a los guiadores de automóviles que pasen por ese tramo que se debe de respetar la vida y que manejar de manera imprudente puede ser un gran peligro no solo para quien lo hace sino para todos los que circulan por esa y otras carreteras, en especial en tramos de curvas.