Es considerado el primer vehículo de la historia diseñado para ser impulsado por un motor de combustión interna.

El costo inicial de su fabricación en 1885 fue de 600 marcos de oro alemanes, aproximadamente 150 dólares de la época, equivalente a 3,620 dólares de hoy en día.


Bertha Benz, (en imagen 2 y 3) inversora en conjunto con su esposo Karl en la patente, realizó el primer viaje en automóvil al recorrer una distancia de 97 kilómetros de Mannheim a Pforzheim con sus dos hijos para visitar a su madre, volvió a su casa días después por lo que el recorrido total fue de 194 kilómetros.

En conmemoración a ello, se celebran desfiles anuales de autos antiguos y desde 2008, se abrió la ruta “Bertha Benz” como patrimonio industrial de la humanidad cuyo recorrido es de 194 kilómetros.