La importancia de las redes sociales a las políticas públicas

El pasado fin de semana fue publicado en redes sociales la noticia de que el “influencer” y ahora gobernador del estado de Nuevo León, Samuel García y su esposa, Mariana Rodríguez habían “adoptado” a un infante que se encontraba bajo el cuidado del DIF estatal, esto generó un total rechazo por las organizaciones para el cuidado y protección de los niños como Save the Children, entre otros como la Asociación Mexicana de Psicotraumatologia, esta última condenando los hechos.


“De entrada, ese infante al menos ya ha sufrido una experiencia traumática, la separación de su figura primaria. Desconocemos el contexto en que se da este triste caso del bebé en cuestión, pero lo que sí sabemos es que el cerebro infantil desde su nacimiento busca establecer una conexión estable, predecible, constante, y permanente. Esta conexión, en un inicio no tiene nada que ver con el amor, ya que es una cuestión básica de sobrevivencia”.

Organizaciones como “Save the Children” y la “Red por los Derechos de la Infancia” en México, así como el propio DIF nacional, cuestionan duramente la “adopción”. Las acusaciones van desde trata de personas y cosificación del bebé, hasta una “clara vulneración” de los derechos del menor, que presenta un problema de salud.

A pesar de lo anterior miles de cibernautas y seguidores apoyan a la pareja gobernante a través de comentarios alentadores por lo que muy lejos de ser una acción impopular, para muchos es un acierto o hasta justificable ;

“Y el objetivo se cumplió, que todo mundo hable de esos pequeños, y ojalá que varios adopten…”ViryMoctezuma.

“yo trabajé en un lugar en donde están resguardos niños y si había un programa en que se dejaban salir niños un fin de semana con una familia…”. Iliana Aguirre Plazola.

“Ahorita si le buscan hasta el mas mínimo detalle para acusarlos, pero donde estaba Save the Children México cuando el incendio dela guardería ABC”. SamuelSarmiento.

Del Homo Videns al Homo cretinus

Para el politólogo italiano Giovanni Sartori hemos pasado primero del Homo Sapiens al Homo Videns, con una sociedad teledirigida, una sociedad controlada por los medios masivos de comunicación en particular la televisión, sin embargo la realidad ahora muestra que somos una sociedad que paso del Homo Videns al Homo Cretinus.

Y es que el caso de Samuel y Mariana es solo una pequeña muestra de lo que en el mundo está sucediendo debido a las redes sociales y el internet, su elección la cual ganaron contundentemente en el estado norteño fue en base a emociones y frivolidades y no al raciocinio de una población educada e informada.

El mejor ejemplo de esta frivolidad fue la elección en los Estados Unidos en 2016 del empresario Donald Trump, un ex conductor del Programa “The apprentice” que fue cuestionado por un mensaje racista y un discurso de odio a la población más conservadora estadounidense y cuya elección estuvo involucrada una empresa experta en análisis de medios “Cambridge Analytica” por utilizar una base de datos tomada de las redes sociales para convencer al voto indeciso norteamericano filtrando falsa información del partido contrario. Y a esta se han sumado otras elecciones en el mundo con las mismas características.

La ciencia en general se encuentra en una especie de crisis de credibilidad.

Las redes sociales en particular han hecho cada vez una tarea más difícil convencer a la población de que los datos científicos y el análisis académico deben prevalecer al tomar decisiones relevantes para su comunidad, país o región.

Porque si la humanidad en su conjunto renuncia al conocimiento científico y prefiere los chismes, rumores y supersticiones, o dejarse llevar por lo que declara o publica un influencer, artista o movimiento como base de sus decisiones, quedamos a merced de políticos, demagogos y charlatanes, y nos entregamos ciegamente a los mitos y a las pasiones como base de nuestras decisiones.

Retomando un poco de historia; Los filósofos presocráticos lograron el triunfo de usar la razón (logos) sobre la pasión (pathos) o la superstición (mythos). Esas tres formas eran usadas en la plaza pública o ágora, para persuadir o convencer al pueblo en una u otra dirección. La lógica, permitió el uso de la razón, sustentada en la experiencia, para resolver problemas prácticos y enfrentar crisis políticas.

La enseñanza eficiente de la ciencia en la educación básica y media es la única forma de preservar y promover el uso de la lógica como sustento de nuestras decisiones políticas, frente a la charlatanería y superstición que se promueven masivamente por Internet.

Se estima que por lo menos la mitad de los mensajes virales de Facebook y Twitter son falsos y han dado lugar a decisiones políticas funestas.

Sólo la información basada en la lógica y la comprobación empírica nos puede salvar del fanatismo y la superstición. Por eso urge que mejore la calidad de la enseñanza de la ciencia en nuestro país.

Por Chihuahua Es Política 19 de enero 2022.