Sólo imagine esto:

  • ¡Ay! ¡no aguanto a mis hijos!
    ¡Listo! ¡muertos!
  • ¡Mi pelo es horrible!
    ¡Listo! ¡calva (o)!
  • ¡Estoy harta (o) de mi trabajo!
    Ok, ¡desempleada (o)!
  • ¡Mi marido o mi esposa es una plaga!
    ¡Todo bien, viuda o viudo desde este momento!
  • ¡No soporto más este calor!
    ¡A partir de mañana sólo tendrá nieve y lluvia!
  • ¡Mi casa es un desastre!
    ¡Está bien, Vivirá en la calle a partir de ahora!

¿Qué le parece?
Ahora mire a su alrededor.

¿Qué nos hace diferentes de los demás?

“El sol sale para todos”.

Lo que nos diferencia de los demás son
NUESTRAS ACTITUDES frente a las diversas situaciones.

¡Entonces, alégrese y agradezca por TODO.

Y lo que tenga que cambiar, ¡Cámbielo!

Cuando usted cambia, todo a su alrededor cambia…

Cuando el día empiece, agradezca.
Cuando el día termine, agradezca.

RECUERDE QUE LA QUEJA TRAE POBREZA Y LA GRATITUD ABUNDANCIA