Semana santa Tarahumara: la conjunción de una celebración y una tradición milenaria.


Desde tiempos milenarios, los Rarámuris han vivido al fondo de la Sierra Tarahumara, cada semana santa realizan su celebración más sagrada.


Comonorirawachi, es la fiesta de Semana Santa, que significa “cuando caminamos en círculo” donde participan hombres, mujeres y niños para nutrir el alma y hacer conexión con las tradiciones de la cultura Rarámuri.


La representación principal es el conflicto entre Dios y el Diablo, la comunidad se divide en dos clanes para tomar dichos papeles, los “fariseos”, aliados del diablo que se pintan de blanco, y los “capitanes y soldados” que defienden a Dios. Las danzas u oraciones, ritos y plegarias se suceden en una fusión entre las tradiciones milenarias que tienen los Rarámuris, con la religión católica, que fue impuesta durante los años de colonización.


Llegado el momento, el jefe, el mandamás de los dos bandos, consulta en voz alta la opinión de los “soñadores”, los depositarios del misterio, a quienes reconocen por la riqueza de su experiencia.

Y ellos, durante todos los años en esta última época, contestan de forma solemne: Dios está débil y fácilmente vulnerable. ¿Cuál es la causa de esta debilidad pasajera? Que el rarámuri no se ha esforzado lo suficiente para ayudar a Dios a recuperarse. Que habrá que caminar bien por la vida para ser un mejor rarámuri y así ayudar a Dios.


El último día de los festejos, se escenifican luchas entre fariseos y soldados, donde simbolizan y recuerdan la eterna confrontación del bien y el mal, una dualidad interna que todo ser humano debe de enfrentar para llegar a la paz interior.

Créditos: Sonia Estrada


¿Dónde se hacen las celebraciones de Semana Santa?


Tehuerichi, en el municipio de Bocoyna
Sisoguichi, en el municipio de Bocoyna
Norogachi, en el municipio de Guachochi
Misión de los Santos Cinco Señores de Cusárare, en el municipio de Guachochi.